Facebook MySpace Twitter RSS Feed 
Newsletter

Ingrese su email para recibir las novedades de Psicología de la Compasión:

Últimos artículos
min.jpg
self%20compassion%202.jpg
web.jpg
error.jpg

Explorar los lazos familiares: herramientas para conocer el árbol genealógico.

Atención, abrir en una nueva ventana. ImprimirE-mail

arbol_genealgico

¿Porqué hacer el esfuerzo de investigar sobre nuestra propia familia?
¿Es que nuestra vida familiar no nos implica ya demasiado esfuerzo y también una gran cantidad de responsabilidades     como para que además tengamos que dedicarle aún más tiempo?
Es necesario comprender de dónde venimos para saber a dónde vamos. Explorar los lazos familiares puede ser por momentos una tarea difícil ya que es ir a buscar datos que no se muestran a primera vista. Contrariamente, al dejar esos espacios vacíos, se entorpecerá el camino de la propia evolución, nos será más que difícil curar a fondo nuestras viejas heridas.

 

A lo largo de la existencia iremos perteneciendo a diferentes familias, algunas serán concretas y muy reales, otras fantaseadas: la de origen, la política, la deseada, la que nos resulta conflictiva, la que forma nuestra red de protección, la ancestral, la que nosotros fundamos.
Desde una buena o mala base familiar, que hace de "plataforma de lanzamiento",  nos incluimos en la sociedad y  mientras lo hacemos- vamos  compartiendo genes, "sangre", mandatos inconscientes, alegrías, sinsabores; imitaremos virtudes y también defectos de nuestros parientes, de estas personas que "habitan" las distintas ramas de nuestro mismo árbol genealógico.
Los integrantes de cada familia,  en todas las culturas,  comparten una sustancia o esencia que los une;  cada persona se encuentra - en mayor o menor medida - vinculada a las demás. Esta sustancia común se comparte no solo con los familiares que son contemporáneos y también a nuestros ancestros. Así, muchos de los dolores y dificultades por los que atravesaron nuestros antepasados, siguen ejerciendo influencia en nuestra vida.
Los vínculos familiares tienen raíces tan profundas que se hunden en nuestro inconsciente haciéndonos vulnerables a llevar cargas que ya no necesitamos y que nos acarrean consecuencias negativas.
Convertirnos en investigadores de nuestra propia familia puede ayudarnos a terminar con  procesos de aprendizaje vitales que fueron iniciados por quienes nos precedieron y puede aumentar nuestra comprensión consciente de aspectos de nosotros mismos que no alcanzamos a identificar.
Investigar y comprender la historia familiar,  permite convertir aquello que muchas veces nos  afecta, en un caudal de energía que nos revitaliza y aliviana haciendo más fácil el camino, puede abrirnos la posibilidad de rescatar también lo que nos honra y alegra de los seres cercanos. Para ayudarnos en la investigación, un recurso interesante es  Family Tree Builder, software de genealogía para el Windows que fue creado por un equipo de expertos en genealogía y diseño de software profesional.
En el sitio http://www.myheritage.es se ofrecen algunos productos que se encuentran  disponibles para ser utilizados en forma totalmente gratuita.  Este programa es fácil de navegar y  puede manejar un árbol genealógico con cientos de miles o sólo un pequeño número de personas,  dependiendo de la cantidad de generaciones que se decidan mostrar. Permite también publicar el árbol genealógico familiar en la Web y compartirlo con familia y amigos, así como facilitar la conexión con familiares residentes en otras partes del mundo.


Compartí este articulo en tu red social favorita:
Del.icio.us! Google! Live! Facebook! StumbleUpon! MySpace! Yahoo! Meneame Twitter! Joomla Free PHP

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar