Psicoterapia

Mi enfoque terapéutico parte de priorizar los objetivos y las necesidades de cada persona, a partir de aquí, trabajo utilizando métodos de una serie de modalidades terapéuticas diferentes pero complementarias, desde aquellas que forman parte de la formación académica tradicional a las que se derivan de los aportes de las Tradiciones Sagradas de la humanidad.

Practico una psicología que incluye nuestras capacidades espirituales, que no rechaza ningún área de la experiencia humana y que tanto puede asistir al buscador espiritual que esté dispuesto a no negar ni trascender prematuramente sus conflictos psicológicos como a quienes necesitan trabajar sobre sí pero necesitan ampliar su visión para hacerlo.

La vida es difícil, aceptar nuestro sufrimiento es difícil y aceptar nuestras fallas también lo es, por eso actuar con una mente sabia y un corazón cálido y compasivo, entrenar la mente compasivamente, puede ayudar a las personas a desarrollarse y trabajar con todas las experiencias con calidez, seguridad y tranquilidad interior.

Compasión no es sinónimo de lástima, autocompasión no es equivalente a la autoindulgencia o a la debilidad. La investigación sugiere la compasión es un sistema especializado de la regulación de la emoción que sostiene sensaciones de seguridad y bienestar. Se cree que ha evolucionado con los sistemas de apego humano y, en particular, con la capacidad de registrarse y responder con calma y una sensación de bienestar al ser atendidos. Esta compasión puede dirigirse a otros, pero también puede dirigirse a nosotros mismos.

La evaluación y el tratamiento psicológico implican comprender y actuar no  sólo sobre los causas de nuestro sufrimiento, sobre lo que denominamos “negatividad”, sino  también cultivar los procesos que conducen a una vida de significado en la que podamos sentir que además de no sufrir estamos disfrutando de nuestros talentos y capacidades. Aprender a disfrutar es también el antídoto a no poder hacerlo.

Dado que todos tenemos necesidades únicas y que además vamos cambiando a lo largo de la vida, se hace necesario abordar la terapia desde muy distintas maneras. En términos generales, las sesiones transcurren en base a la comunicación verbal y a la inclusión de distintos recursos tales como la visualización, la utilización de la información astrológica integrada al proceso psicoterapéutico, el entrenamiento de la atención plena a los pensamientos y las sensaciones, a cómo interactuamos con otras personas y a nuestra calidad general de vida

Programar una entrevista:

Llamar al teléfono al  011 15-6253-8945 o enviar un mensaje a: [email protected]